2017-09-23 00:42:12
  • AGRO36.3706 0.7
  • AGRO36.3329 -0.14
  • AGRO36.1549 -0.69
  • ALUA12.543 -1.19
  • ALUA12.5730
  • ALUA12.5573 -0.79
  • APBR89.009 1.08
  • APBR88.9387 0.11
  • AUSO113.5723 -1.57
  • AUSO113.3198 -1.95
  • AUSO113.1871 -1.62
  • BMA193.1905 3.6
  • BMA194.655 7.56
  • BMA195.606 4.87
  • CECO214 -1.41
  • CECO214.3353 1.06
  • CEPU24.0742 -3.61
  • CEPU24.0597 -2.04
  • COME3.41 2.4
  • COME3.4353 2.69
  • COME3.4346 3.59
  • CRES32.5346 -0.46
  • CRES32.50
  • CRES32.8968 0.92
  • CTIO39.5 -1
  • CTIO39.7 0.63
  • CTIO39.5632 1.15
  • DGCU227.403 -2.14
  • DGCU227.1 -3.9
  • DGCU227.1503 -1.63
  • EDN32.8914 0.3
  • EDN33.2994 2.47
  • ERAR12.9562 3.59
  • ERAR12.796 2.4
  • ERAR12.9332 1.57
  • FRAN114.6884 1.96
  • FRAN114.7238 1.28
  • GGAL84.6217 2.42
  • GGAL85.0877 3.15
  • JMIN53.0743 1.44
  • JMIN53.3217 -0.56
  • MIRG375.2647 12.27
  • MIRG358.9411 18.15
  • MIRG376.9198 13.97
  • PAMP42.9575 1.42
  • PAMP43.0519 2.01
  • PAMP43.06 1.41
  • PETR95.4509 3.57
  • PETR93.85 2.01
  • PETR95.3228 2.73
  • SAMI129 -1.53
  • SAMI126.7867 0.12
  • TECO2105.5353 -0.43
  • TGNO454.265 3.24
  • TGNO453.775 3.27
  • TGNO453.8023 2.58
  • TGSU269 4.23
  • TGSU268.9 11.49
  • TGSU268.5264 1.41
  • TRAN41.117 2.76
  • TRAN41.1131 1.87
  • TRAN41.1629 1.98
  • TS249.8393 2.67
  • TS249.5661 0.38
  • YPFD346.7516 0.57
  • YPFD349.9117 2.35
  • Las subas se debieron principalmente a los resultados de Apple

    El Dow Jones de Industriales, el principal indicador de Wall Street, rompió ayer un nuevo máximo, al superar por primera vez los 22.00 0 puntos, gracias a los buenos resultados de las grandes empresas estadounidenses. Tras cinco ruedas consecutivas de récords, el indicador avanzó u n 0,24%, a 22.016,04 puntos. En tanto, el NASDAQ cedió un 0,29%, a 6.362,65 puntos, y el S&P 500 avanzó 0,05%, a 2.477,55.

    Las subas se debieron principalmente a los resultados de Apple, cuyas acciones se dispararon un 5% en respuesta a los resultados trimestrales, que resultaron mucho mejores de lo esperado. La empresa de Cupertino le dio al índice el último empujón, aunque venía avanzando con paso firme hacia los 22.000 puntos desde hace semanas, en medio de una oleada.

    Más de un 70% de las compañías importantes de Wall Street que han dado a conocer sus cuentas recientemente han batido las previsiones de los analistas y bastantes de ellas han registrado beneficios récord. Pese a los vaivenes en la Casa Blanca, los inversores continúan su luna de miel con la administración de Donald Trump y por ahora no hay indicaciones de que las subas vayan a detenerse en el corto plazo. Aunque ya heredó un mercado optimista, desde su victoria electoral, Trump ha sido testigo de una fuerte aceleración en los principales índices de Nueva York, una baza que ha utilizado repetidamente para defender su gestión.

    En el caso del Dow Jones, que sigue la evolución de treinta grandes empresas, el índice ha escalado aproximadamente un 20% desde las elecciones estadounidenses del pasado noviembre. Según los analistas, la buena salud de las empresas estadounidenses es lo que está alimentando principalmente a Wall Street. Los más beneficiados están siendo los grandes valores del mercado, como muestra el hecho de que el Dow Jones está avanzando mucho más que otros indicadores más generales como el S&P 500. También ayudan al optimismo de los inversores la reducción de impuestos, de regulaciones y los grandes proyectos de infraestructuras prometidos por el Presidente, pese a que en su mayoría siguen sin concretarse.

    Históricamente, la Bolsa suele ver subas claras durante los primeros meses de una nueva administración y, en este caso, la evolución futura del mercado puede depender en buena medida de lo que ocurra con las tasas de interés en EE.UU. Trump, durante la campaña electoral, ya advertía de que la buena marcha de Wall Street durante los últimos meses de la presidencia de Barack Obama respondía a una `burbuja` y podía terminar bruscamente con sólo una leve subida del precio del dinero. En su reunión de julio, la Fed mantuvo sin cambios las tasas de interés de referencia entre el  1% y el 1,25% y la expectativa es que la próxima alza pueda retrasarse hasta diciembre. Agencia EFE

    Ámbito Financiero

    Fueron $6.500 M. Hasta ahora lo asistía con adelantos transitorios

    En último viernes de julio, y por primera vez en el año, el Banco Central le transfirió al Tesoro parte de las utilidades que registró en 2016, con un desembolso de 6.500 millones de pesos. Hasta ahora, todo lo que Federico Sturzenegger le giró a Nicolás Dujovne en 2017 había sido a través de adelantos transitorios, que sumaron $89.300 millones.

    Si bien el modo en que el Central asiste a Hacienda puede parecer un dato meramente estadístico, revela la calidad del balance del organismo monetario, en donde se ve una mejora ya que casi el 60% de los $150.000 millones que aportará este año lo hizo a través de adelantos transitorio, que se computan como un préstamo, por mínimo que sea el interés.

    En rigor, el mismo día que le giró los $6.500 millones el Ministerio de Hacienda canceló adelantos transitorios por $7.200 millones, de fondos que le giraron 12 meses o 18 meses atrás. En el ejercicio 2016 los resultados del Central se redujeron 54% y sumaron $67.449 millones.

    La Carta Orgánica del organismo establece que el plazo de devolución de los adelantos transitorios es de un año, aunque cuando se modificó esta ley fundamental se le otorgó al Central una `facultad excepcional` para otorgar por 18 meses un 10% más de la base monetaria. Respecto a los límites, el artículo 20 de la Carta Orgánica del BCRA establece que los adelantos transitorios del organismo tienen un límite de hasta `el equivalente al 12 por ciento de la base monetaria` y al `10 por ciento de los recursos en efectivo que el Gobierno nacional haya obtenido en los últimos doce meses`.

    `Lo único que está escrito sobre piedra es que este año se va a girar al Tesoro $150.000 millones, una baja respecto los $160.00 millones del año pasado. Si es con más aporte de adelantos o de utilidades, no hay nada estipulado`, explican el en el BCRA.

    Otro de los efectos que tienen los $95.800 millones que hasta ahora el Central giró a Hacienda es el monetario, ya que son pesos que luego tiene que esterilizar para evitar que tengan un impacto inflacionario. A la fecha, la mayor esterilización la realizó con las ventas de Lebac -principalmente resultado de sus operaciones en el mercado secundario-, con las que absorbió 196.317 millones. Así, la base monetaria apenas crece 33.631 millones en los primeros siete meses del año, apenas por debajo de los $37.240 que había crecido en el mismo lapso del año pasado.

    BAE

    Alan Greenspan, el Maestro

    Burbuja, dice Alan Greenspan, el Maestro (hasta que estalló la crisis inmobiliaria). No, en la Bolsa. Sí, en los bonos. Las tasas reales son muy bajas, advierte. ¿Será así? Consultamos a nuestro hombre en Wall Street.

    José Siaba Serrate, Periodista: Volvió Alan Greenspan, el hombre fuerte de la Fed antes de Bernanke y Yellen. Nadie lo esperaba. Reapareció con declaraciones a tono con su vieja pátina de gurú. No observa una burbuja en la Bolsa. Ya se sabe, él acuñó la célebre frase de la `exuberancia irracional` en 1996.

    Gordon Gekko: No hay una burbuja en las acciones, pero sí la hay en los bonos. Ese es su mensaje. Lo expresó en diciembre último cuando se cumplieron 20 años de su famosa acotación. Nos lo recuerda de nuevo.

    P.: Con más razón, creo yo. La Bolsa y los bonos, no sólo en los EE.UU., en el mundo, son mercados que crecen y crecen sin cesar. El cielo es el límite.

    G. G.: La capitalización bursátil global orilla los 78 billones de dólares. La de los bonos, algo más de 48 billones. Ambos niveles son récords históricos.

    P.: Son activos como montañas en expansión. Pero lo curioso es que Greenspan separa la paja del trigo. ¿Todo bien con las acciones?, ¿ninguna queja? ¿La exuberancia se limita a los bonos?, ¿Por qué?...

    G. G.: Es el viejo modelo de la Fed, muy popular cuando él estaba al comando.

    P.: Quizás deba explicarlo. Poca gente lo tendrá presente hoy en día.

    G. G.: Si uno compara los rendimientos que prometen los bonos con los de la Bolsa -2,25% el título del Tesoro a 10 años versus 5,6% el S&P 500 (si se toman las ganancias esperadas para los próximos 12 meses)- no hay dudas sobre el mayor atractivo de la Bolsa. Dado el nivel de las tasas largas, la valuación de la Bolsa es razonable.

    P.: El problema es que el nivel de la tasa es sumamente bajo. En términos reales -aproximadamente un 0,48% real- está en un `insostenible`, asegura Greenspan. Cuando la inflación suba, y lo más probable es que trepe `con mucha rapidez`, crujirá la burbuja. O eso piensa.

    G. G.: Si así ocurre, y nos toma por sorpresa, será u na pesadilla. Si nos da tiempo para acomodarnos, un dolor de cabeza grande.

    P.: Será malo para todos los activos. Primero golpeará a los bonos. Pero la Bolsa tendrá también que replegarse.

    G. G.: En el modelo de la Fed bonos y acciones están arbitrados. Si los bonos están en una burbuja y las acciones razonablemente valuadas, ¿qué pasa si se pincha la efervescencia? P.: Nada bueno...

    G. G.: Si los bonos se hunden, es decir si a la Bolsa le quita la escalera, la dejará colgada del pincel. No se va a sostener por más correcta que haya sido la valuación hasta un momento antes. En última instancia si hay una burbuja en el mercado de las mascotas, y los gatos cotizan a un millón de dólares, pagar por un perro de raza un millón doscientos mil no parece una exageración. Pero... ¿y si los precios de los gatos caen a la mitad? P.: Todo es relativo.

    G. G.: Tómelo como un vistazo rápido. En rigor, si se dispara la inflación los bonos del Tesoro no tienen ninguna protección. La cantidad de dólares que el inversor va a recibir es una cifra nominal fija. Las acciones sí tienen defensa. Las ganancias de las compañías van a subir, aunque quizás no en la proporción del aumento inflacionario. Es un amortiguador incorporado.

    P.: ¿Quien compra acciones, y también bonos como `cobertura` va a resultar acribillado por partida doble?

    G. G.: ¿Es insostenible una tasa de interés real tan baja? Greenspan dice que sí. La experiencia de Japón desde los noventa afirma que no necesariamente. Si la Fed, en los hechos, entró en una tregua en la faena de subir las tasas de interés es porque la inflación no está escalando sino cayendo en el octavo año de una expansión.

     

    P.¡ No es lo usual, pero es lo que está ocurriendo.

    G. G.: La Fed trata de anticiparse. Ya hizo cuatro vacunaciones. Pero si la inflación se desvanece -mal que le pese a Greenspan- no debe insistir. Quizás la economía opera en un nuevo régimen de bajo crecimiento, baja productividad, baja inflación y, lógicamente, bajas tasas de interés reales. Y no lo digo yo, es lo que sostiene la Fed de Saint Louis. Por no citar la tesis del estancamiento secular que reflotó Larry Summers.

    Ámbito Financiero

    Ayer operó con ligera baja de 0,4%.

    Lentamente se va calmando el dólar. Ayer operó con ligera baja de 0,4%. Lo alentador es que lo está haciendo sin intervención del BCRA. En la plaza local se estima que con el nuevo techo marcado en $18, resulta apetecible volver a las colocaciones en pesos. Claro que eso está sujeto a que no haya sorpresas en las PASO.

    EL MERVAL CAYÓ UN 0,3%, A21.522,30 PUNTOS (SE OPERARON SÓLO $239.34 M) (el BCRA no vendió) Los bancos e inversores continúan desprendiéndose de sus posiciones en dólares, luego de la intervención del BCRA del viernes. Comienzan a tomar más atractivo las inversiones en pesos por nuevo techo del tipo de cambio.

    Por segunda jornada consecutiva, el dólar cerró ayer en baja al ceder siete centavos, a $17,87, en medio de una acotada demanda y la reaparición de la oferta del agro luego de que el viernes pasado el Banco Central interviniera para frenar una disparada, en momentos en que el billete marcaba sus niveles máximos históricos. La autoridad monetaria debió vender u$s305 millones por fuera del mercado para aplacar la tendencia alcista mientras el billete minorista tocaba los $18,10. Así en las siguientes dos ruedas el billete bajó 14 centavos y ya se ubica por debajo de los $17,90.

    En sintonía, la divisa mayorista retrocedió también siete centavos, a $17,605, y anotó su segunda baja en fila, con un volumen total operado de u$s507 millones (-12% respecto del lunes). `Los inversores no advierten en estos momentos que la divisa tenga un recorrido alcista, ya que fueron claras las medidas del BCRA en apaciguar a los compradores y hacerlos recapacitar que, una vez cubiertos sus riegos, quedan otros negocios en pesos con tasas de 26,6% pagados en el mercado secundario de Lebac, en el que interviene la autoridad monetaria`, destacaron de ABC Mercado de Cambios. Desde media rueda, `los exportadores dijeron presente ya que entendieron que el precio de la divisa por encima de la figura de $17,60 era negocio venderla, a los que se sumaron algunos bancos e inversores, apuntando a la colocación del líquido resultante a otros activos más rentables`, agregaron.

    En coincidencia, el economista Gustavo Ber señaló que `el dólar continúa más calmo tras la intervención del BCRA, así como la suba de tasas secundarias en las Lebac, a pesar de que la apreciación del peso se está dando a un ritmo moderado contra la acelerada depreciación acumulada en las últimas semanas`. Y puntualizó que `el gradual reacomodamiento estaría reflejando una menor decisión por reforzar el ´carry-trade´ en vista a las elecciones, dado que muchos inversores están prefiriendo la cobertura cambiaría para transitar los próximos meses a través de bonos en dólares cortos y medios`.

    En el segmento informal, a su vez, el dólar `blue` cerró estable a $18,09; el `contado con liqui` se mantuvo sin cambios, a $17,72, y el Bolsa cedió seis centavos, a $17,63.

    En el mercado de futuros Rofex, donde se operaron u$s415 millones, el 50% fue en agosto a $17,8820 con una tasa implícita de 20,6%. El plazo más largo operado fue diciembre, que cerró a $19,125 con una tasa implícita de 21%. Los precios de los plazos cayeron un promedio de siete centavos en todos sus vencimientos, acompañando en parte al valor `Spot`.

    A su vez, las reservas del Banco Central bajaron en u$sl79 millones hasta los u$s46.835 millones.

    Por su parte, el índice Merval bajó ayer un 0,3% a 21.522,30 puntos, con un limitado volumen operado (apenas $239,34), en medio de la prudencia inversora ante reacomodamientos de carteras por la volatilidad cambiaria, en la cuenta regresiva hacia las PASO del 13 de agosto. Tras acumular un retroceso del 1,5% en julio, el panel líder extendió su tendencia a la baja en el inicio del mes, ya que el mercado `se mantiene a la defensiva` ante un resultado electoral aún incierto, comentaron operadores.

    Entre las principales caídas, aparecieron los papeles de Tenaris (-3%), Central Puerto (-2,2%) e YPF (-1,9%). En sentido contrario, Siderar se revalorizó 2,3%, Distribuidora de Gas Cuyana, 2,2% y Autopistas del Sol, 2%. Al cierre de la sesión se conoció que la empresa del Grupo Techint obtuvo en el primer semestre del año ganancias por$4.097millones,loquesignificó un crecimiento de9,3%en comparación con el mismo período de 2016.

    En renta fija, los principales bonos en dólares (que cotizan en pesos) cedieron hasta un 1%, en medio de otra caída de la divisa estadounidense en el mercado mayorista. Entre las mayores bajas, se destacaron el Argentina 2019 (-1%); Chubut 2019 (-1%); el Bonar 2020 (-0,7%); y el Argentina 2037 (-0,6%); el Bonad 2018 (-0,5%); y el Bonar 2024 (-0,3%). Por último, el riesgo-país, que mide el JP Morgan, subió tres puntos, a 442 unidades.

    Ámbito Financiero

    La recaudación impositiva de julio fue 31,8% superior a la de igual mes de 2016

    Para tranquilidad de la Casa Rosada, la AFIP informó una suba de 31,8% en los ingresos tributarios de julio. El factor que más impulsó la recaudación fue el IVA DGI, que creció 35,2%, por encima de la variación total. El monto pagado por el sector de la construcción saltó 62%, mientras que el tributado por la industria manufacturera subió 42%. El comercio mayorista y minorista, en tanto, mejoró 28%, un registro que el titular del organismo, Alberto Abad, interpreta como una señal de mejora de la producción y el consumo. También Ganancias mostró una buena perfomance, con un aumento de 40%.

    FUERTES MEJORAS EN LA TRIBUTACIÓN DE LA INDUSTRIA MANUFACTURERA ENTUSIASMAN AL GOBIERNO La recaudación mejoró casi 32% y el IVA ya refleja una recuperación del consumo Los ingresos tributarios llegaron a $ 237.326 millones y el IVA DGI subió 35,2%, mientras que el del comercio lo hizo 28%, nueve puntos por encima de la inflación

    La recaudación impositiva de julio fue 31,8% superior a la de igual mes de 2016, al sumar ingresos por $ 237.325,8 millones, debido a la incidencia del IVA, que creció 34,8%, 10 puntos por encima de la inflación acumulada del período (21,7%), y del Impuesto a las Ganancias. Los distintos componentes del IVA mostraron también por primera vez un repunte claro del consumo con expectativas de seguir mejorando.

    Los ingresos del IVA neto alcanzaron $ 64.240 millones con una variación interanual de 34,8%, indicó Alberto Abad, titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), en conferencia de prensa. De esas cifras, el IVA impositivo, atado a la actividad interna, creció 35,2%, y el IVA aduanero 36,2% en comparación al séptimo mes de 2016.

    Dentro del IVA impositivo, a la fuerte suba de la construcción, que llegó a 62%, se sumaron el IVA de la industria manufacturera con 42,8%; el del comercio mayorista y minorista con 28% y el transporte con 50%, todos rubros que apuntan a un crecimiento del consumo interno.

    Además, los servicios inmobiliarios, profesionales y otros recaudaron un 35% que hace un año.

    Abad concluyó que estos guarismos demuestran que `crece la producción y el consumo`.

    El funcionario remarcó que `el aumento de la industria manufacturera es especialmente auspicioso, porque implica que los empresarios esperan que su producción en dos o tres meses se traslade al consumo`.

    La recaudación del Impuesto a las Ganancias alcanzó $ 50.704,6 millones, con una variación interanual de 40%. La recaudación del gravamen debida a pagos directos y retenciones de la DGI subió 41%, y las retenciones aduaneras, un 26,3%.

    El impuesto al cheque esta vez no acompañó al IVA, aunque los funcionarios de AFIP aseguraron que `estuvo dentro de lo esperado y que $ 15.161 millones con una suba interanual de 26,1% es un buen comportamiento de la recaudación`.

    En cuanto a la seguridad social, los rubros derivados al Estado sumaron $ 73.430,1 millones con una variación interanual de 28,9%. En este rubro, Monotributo y regímenes de regularización de monotributistas y autónomos subieron 36,6%.

    Los derechos de importación recaudaron $ 5972,8 millones, con una suba de 24%, lo que muestra que sigue baja la inversión en bienes de capital, y los derechos de exportación sólo se incrementaron 3,4% interanual, con $ 7.892,5 millones.

    Abad atribuyó el magro comportamiento de las exportaciones al menor volumen exportado. `Parte del stock de soja está retenido porque los exportadores lo administran en función de la suba del dólar, aunque con tantas variaciones tiene sus riesgos, y también por posicionamiento financiero respecto de cuánto necesitan invertir para la próxima cosecha`, dijo Abad. En los silobolsas el cereal puede ser guardado por años.

    Para ejemplificar el problema, Abad dijo las exportaciones de poroto de soja disminuyeron 20%, de aceite de soja 34% y de pellets, 18,7% entre enero-julio 2016 al mismo período de este año.

    El Cronista

    El tipo de cambio subió 6,3% y el carry trade no fue negocio

    Por la fuerte suba del tipo de cambio y la incertidumbre que generan las PASO los bonos en dólares se destacaron en julio con subas de hasta 7%, en un mes en el que el carry trade no fue negocio.

    Los activos más buscados por los inversores en la Bolsa porteña para refugiarse del ruido político que desencadenó la confirmación de la candidatura de Cristina Kirchner y la poca diferencia que arrojan las encuestas electoral entre el oficialismo y la nueva coalición que creó la ex presidenta fueron los títulos públicos de más corto plazo en moneda estadounidense.

    Entre los bonos más negociados, el Bonar 24 trepó casi un 7% en julio, mientras que entre los bonos de más lejano vencimiento se destacó el Discount en dólares bajo ley Nueva York, que escaló el mes pasado un 5,4 por ciento. `Los títulos denominados en dólares mostraron variaciones positivas y homogéneas a lo largo de toda la curva`, indicaron desde Tavelli & Cía. en su tradicional informe de rendimientos mensual.

    La incertidumbre electoral también generó en julio una importante selectividad y gran volatilidad en el mercado de acciones local, cuyo principal indicador, el Merval, cayó un 1,3 por ciento.

    Al tope del podio de los ganadores se ubicó Telecom, tras el impulso que le dio su fusión con Cablevisión, con una suba mensual de 10,2%, aunque el papel más favorecido de los últimos 31 días fue Petrobras Brasil, que culminó julio con un avance de 15,5 por ciento.

    El sector bancario fue duramente castigado, con caídas de hasta 12%, a excepción de Banco Macro, que logró cerrar el mes apenas un 0,7% arriba.

    `El sector de Utilities, principalmente los papeles ligados al gas, uno de los ganadores de lo que va del año, registró bajas generalizadas en el mes`, destacaron desde Tavelli. En esta línea, Distribuidora de Gas Cuyana cerró julio con un rojo de 15,1%, empujada por las tomas de ganancias.

    Según destacó Eduardo Fernández, analista de Rava, `la falta de volumen fue toda una constante a lo largo del mes, especialmente en la segunda quincena`.

    `En esto mucho tuvo que ver la suba.del dólar, ante el riesgo electoral de las PASO, como también los elevados rendimientos que ofrecieron las Lebac`, agregó.

    Para contener la escalada del tipo de cambio, y sus efectos sobre la inflación, el Banco Central decidió elevar la tasa de más corto plazo de sus letras internas en la licitación de julio a 26,50%, mientras que ayer en el mercado secundario el rendimiento llegó a superar el 27 por ciento. En tanto, la autoridad monetaria mantuvo la tasa de política monetaria en el 26,25 por ciento.

    El dólar se apreció un 6,07% en el mercado mayorista y un 6,28% en las pizarras durante julio, lo que representó la mayor alza mensual del año. Esto le puso un freno al carry trade el mes pasado, aunque el techo que le fijó el BCRA a la divisa estadounidense la semana pasada y la suba de tasas de ayer podría alentar de nuevo las apuestas en este sentido. La selectividad y la falta de volumen fueron una constante a lo largo del mes en la Bolsa

    BAE

    La Bolsa, en rojo

    Los cupones atados al PBI fueron la mejor inversión de julio, en un contexto en el que todavía se busca determinar cuál será el año base para medir estos títulos. El cupón en euros trepó un 13,1% en el mes, mientras que el título en dólares con legislación en Nueva York avanzó un 11%. El cupón en pesos, no obstante, cayó un 1%.

    El mes estuvo dominado por la incertidumbre que despiertan las elecciones legislativas, lo que llevó a los inversores a cubrirse posiciones de monedas más seguras, como el euro (+11,1%) y el dólar (+6,3%), que tuvieron un fuerte incremento respecto del peso. En ese sentido, Marcos Mastrángelo, especialista en finanzas de la UNLP, destacó que `la suba del tipo de cambio estuvo marcada por el nerviosismo electoral, sumado a la baja liquidación de granos por parte del sector agroexportador`. Y estimó que `las altas tasas en pesos parecen darle un nuevo atractivo al peso para invertir en el corto plazo`. `Luego de que el BCRA vendiera divisas y subiera la tasa de las Lebac en el mercado secundario, parecería haberle puesto un techo al dólar en estos niveles -todavía podría bajar un poco más-`, agregó.

    En el panel de acciones, la tendencia fue principalmente a la baja, con el Merval cayendo un 1,5%. Mastrángelo consideró que `hay mucha cautela. Los operadores siguen de cerca la ´danza de las encuestas´, a la expectativa de lo que pueda llegar a ocurrir en las PASO`. Entre los mayores descensos se ubicaron Petrolera del Cono Sur (-23,4%), Agrometal (-17,6%), Distribuidora de Gas Cuyana (-15,1%), Metrogas (-13,5%), Dycasa (-13%) y Longvie (-12,8%).

    A contramano, Petrobras (+15,5%) lideró los incrementos, impulsado por las mejores perspectivas económicas y políticas provenientes de Brasil y por el mayor precio del petróleo (+9,1%) a lo largo del mes. También se destacaron Rigolleau (+10,3%), Telecom (+10,2%), que se vio favorecido por el proyecto de fusión con el Grupo Clarín, que todavía debe ser aprobado por el ENACOM y Tenaris (+8,1%), favorecido por el alza de los precios del petróleo. Por debajo se ubicaron Quickfood (+7,1%) y San Miguel (+7%), entre otros.

    Respecto a los bonos en dólares, éstos `se movieron en sintonía con el tipo de cambio. Prácticamente no tuvieron variaciones respecto a sus precios en dólares`, estimó Nicolás Chiesa, Sénior Trader de Balanz Capital. El Argentina 2046 aumentó un 7,2%, seguido por el Bonar 2024 (+6,8%) y el Bono Centenario (+6,7%), entre otros. El operador proyectó que `la variación de estos títulos para los próximos meses dependerá principalmente de los resultados de las PASO, a mediados de agosto`. `Una buena elección de Cristina de Kirchner puede repercutir negativamente sobre el mercado. Si no, puede haber un rebote que se extenderá hasta las elecciones generales de octubre`, agregó.

    Ámbito Financiero

    En según el IAE, en los últimos 12 meses bajó 6,3%

    El Instituto Argentino de Energía `General Mosconi` (IAE) advirtió ayer que la producción de petróleo `continúa su alarmante caída tendencial`, a un ritmo que en mayo fue similar al del mes anterior: -6,3% en los últimos doce meses.

    La tasa a la que viene decreciendo la producción acumulada de petróleo `se mantiene en niveles muy altos`, es decir, `no hay una desaceleración de la caída`, señaló el IAE en su informe mensual.

    Agregó además que la producción petrolera no frena la continua baja, `que lleva, en términos de tendencia, algo más de 19 años, cada vez se hace más pronunciada y no se logra frenar la declinación`.

    Según el IAE, del análisis se desprende que `se requiere una nueva política exploratoria, con inversiones inmediatas para recuperar el abandono de 25 años en la materia y revertir la tendencia de la producción`.

    El Instituto -que preside Jorge Lapeña, actual director de la estatal Enarsa- destaca que la totalidad de los principales operadores vieron reducir su producción interanual durante mayo (mes para el cual se difundieron las últimas estadísticas oficiales).

    En este contexto se destaca una `caída importante` en la producción acumulada de Tecpetrol (- 23,8%) y de Pluspetrol (- 10,3%), entre junio de 2016 y mayo de este año.

    A la vez, YPF -responsable del 44,8% de la oferta total de crudo- `disminuye su producción a un ritmo de 1,9% en el acumulado de los últimos doce meses`. El IAE constató por otra parte que la producción de gas natural también tuvo una caída en términos interanuales, aunque `continúa creciendo` en los datos referidos al año móvil, conforme a la tendencia de los últimos cuatro años.

    La baja interanual de 1,8% en mayo se confrontó en este caso con el incremento de 2,4% para el acumulado de los últimos doce meses.

    En este sentido, la política de subsidios a los productores de gas `parece tener un efecto en la producción, a diferencia del caso del petróleo con el denominado barril criollo`, evalúa el informe.

    Alerta, sin embargo, que `en términos tendenciales la producción gasífera está desacelerando la velocidad a la que crece`. En efecto, pasó de tasas de crecimiento del 4% en los meses previos a 2,9% en abril y a 2,4% en mayo, para el cálculo acumulado junio de 2016-mayo de 2017. La baja `cada vez se hace más pronunciada y no se logra frenar`, destaca el informe

    BAE

    Objeto social: `Distribución y comercialización de energía eléctrica`

    Del juego discrecional del Gobierno con las tarifas surgen apenas tres ganadores en el sector eléctrico, la primera como vimos unos días atrás fue Transener (controlada por Pampa Energía y el Estado). La segunda es ésta, Edenor cuyo control está en manos de Pampa Energía y la tercera es que comentaremos en dos días la propia Pampa Energía. La mejor prueba de lo dicho la da la misma sociedad en su `perspectivas` cuando dice: `Consecuencia de la aplicación de la RTI y las nuevas tarifas a partir del mes de febrero de 2017 las perspectivas de la Sociedad tienden a mejorar en relación a la recomposición definitiva de su ecuación económico-financiera. En este contexto la Dirección de la Sociedad estima que quedan plateados los fundamentos básicos necesarios para que Edenor SA alcance durante los próximos años sus objetivos de mejorar continuamente la calidad de servicio, ...permitiendo remunerar adecuadamente sus accionistas y colaboradores... etc.`. Se entiende entonces que a pesar que sus `números de fábrica` no son los mejores (mientras compra 33 GWh menos que un año atrás -sumando 6.600 GWh-, vende 139 GWh menos, sumando 5.527 GWh). Frente a esto registra ingresos por ventas de $5.367 millones (79% más que un año antes) y erogaciones por compra de energía y gastos de transmisión por $3.581 millones (36% más), lo que le deja un bruto de $1.785 millones, cuadruplicando lo de marzo de 2016. Sin los aportes oficiales de un año atrás y con gastos creciendo 56% queda luego con un operativo de $817 millones, más que duplicando los $238 millones de 2016. En lo financiero reduce la carga 64% con lo que arriba a un preimpuestos de $656 millones, que tras la mordida del fisco le significa un neto de $421.383.000, frente a los $125 millones que resignaba en marzo de un año atrás.

    Ámbito Financiero

    El Banco Central intervino el viernes

    En la Bolsa, todos los ojos están puestos en la dinámica que tomará la evolución del dólar en los próximos días moneda estadounidense. El precio de la divisa volvió a registrar un nuevo incremento en la última semana continuando con la tendencia alcista que muestra desde mediados de junio; el Banco Central intervino el viernes

    Mientras los principales índices de Wall Street tocan nuevos máximos, y las tasas de interés mundiales se tranquilizan luego de que el comunicado de la última reunión de la Fed ratificara que el desarme de los estímulos monetarios se realizará de una manera gradual, el mercado argentino se mueve a contramano con la incertidumbre política como driver principal y con todos los ojos puestos en la evolución del precio del dólar.

    El precio de la divisa volvió a registrar un nuevo incremento en la última semana, continuando con la tendencia alcista que muestra desde mediados de junio. El dólar de referencia -el BCRA 3500- se incrementó 2,4% en las últimas cinco ruedas y acumula una suba de 7,8% en julio y de 11,9% si se lo compara con el valor del 14 de junio, representando el mayor salto de la divisa en la era Macri, sin tomar en cuenta la devaluación inicial al momento de la liberación del cepo cambiario.

    Este comportamiento no se observó en el resto de los emergentes que, por el contrario, vieron apreciarse sus monedas con respecto al dólar, por lo que son los factores locales los que están presionando en la escalada del tipo de cambio. La incertidumbre electoral se ha instalado de lleno en el mercado local llevando a los inversores a tomar ganancias luego de un primer semestre muy positivo para los principales activos argentinos. El viernes, el Banco Central se atribuyó haber vendido dólares a través de bancos públicos, `para corregir la dinámica del mercado`. La autoridad monetaria venía sin intervenir y había adoptado un régimen de flotación para el tipo de cambio. La tasa de interés, en tanto, volvió a mantenerse en el 26,25% anual para el centro de corredor de pases tras la última reunión el martes pasado. Por su parte, la tasa de las Lebac en el mercado secundario, que había bajado tras la licitación del 18 de julio pasado, volvió a subir en los últimos días y se mantiene en niveles del 26,5% anual. Todo apunta a que las altas tasas se mantendrán por un período más prolongado a la espera principalmente de que bajen los números inflacionarios y para evitar también nuevas escaladas en el dólar que compliquen aún más el sendero deflacionario. Las acciones argentinas operaron a la baja y con poco volumen hasta el jueves para recuperarse en el último día de la semanay cerrar con una variación del 0,89% con relación al viernes anterior. Medido en dólares el índice Merval cayó 1,2% en la semana, acumulando una baja del 7,6% en lo que va de julio y recortando la ganancia del año al 14,7%. Lo mejor pasó por las acciones petroleras, que se vieron favorecidas por la escalada del crudo que trepó casi el 9% en la semana mientras que TGN registró la mayor caída con una baja del 9,9%. Los bonos se mantuvieron lateralizados con muy bajo volumen de negocios. Los rendimientos de los títulos en dólares se han incrementado desde mediados de junio. Dentro de los bonos más cortos el AA21 pasó de ofrecer una TIR del 4,4% anual a mitad del mes pasado a una TIR del 4,6% actualmente. Lo mismo ocurrió con el AY24 que de rendir 4,8% anual pasó a rendir más del 5,4% y el AA46 que ahora rinde 7,5%, 35 puntos básicos más que 40 días atrás. El riesgo país de la Argentina subió 32 puntos básicos desde mediados de junio para ubicarse en niveles de 436 puntos básicos. Estamos en pleno mercado de encuestas donde los indicadores económicos cobran menos relevancia que la intención de voto de los distintos candidatos. Lo vimos esta semana con el buen dato de actividad de mayo que pasó casi inadvertido por los inversores que solo miraban el precio del dólar en sus pantallas. Durante la próxima semana se conocerán los datos de producción industrial, de construcción y de recaudación pero la mayor atención estará puesta en el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que publicará el Banco Central hacia fines de la semana. ¿Qué hacer con las inversiones en este contexto? Los inversores moderados deberían aprovechar las buenas tasas en dólares que ofrecen los instrumentos de muy corto plazo como las Letes y los Fondos Comunes de Inversión que invierten en las mismas. Los que toleren mayor riesgo podrían tomar posiciones en bonos en dólares con vencimientos entre el 2023 y 2027 que ofrecen una buena ecuación de rentabilidad sobre riesgo tras las últimas bajas.

    La Nación

    A medida que se aproximan las PASO

    Con los ojos puestos en el dólar y los resultados de las encuestas electorales que anticipan una ajustada contienda entre el oficialismo y el kirchnerismo, operadores esperan que esta semana se mantenga la cautela en la Bolsa porteña y continúe ganando terreno la dolarización de carteras.

    Los bonos en moneda estadounidense de corto y mediano plazo seguirán dentro de la plaza bursátil local captando la atención de los que buscan resguardan sus activos frente a la incertidumbre de las PASO, dicen los analistas.

    `Los operadores siguen atentos a la marcha del dólar, el cual siguió escalando a pesar de la creciente oferta de divisas desde los bancos oficiales, ya que la dolarización de carteras continúa activa y refleja una mayor prudencia ante la incertidumbre electoral`, señaló el economista Gustavo Ber. `Ni siquiera las altas tasas en pesos, convalidadas por el BCRA para continuar luchando por la inflación, ya están despertando al ´carry trade´, sino por el contrario habría desarme de apuestas de inversores extranjeros y arbitrajes hacia bonos en dólares cortos y medios`, agregó.

    La búsqueda de cobertura y el alza del tipo de cambio impulsaron el viernes subas de hasta 1,2% entre los títulos públicos en moneda dura. El Bonar 2024, vino de los bonos más negociados de la rueda, trepó 0,95% en el último día de la semana pasada, mientras el Discount en dólares bajo ley argentina ganó un 1,03 por ciento.

    En tanto, el Merval avanzó un 1,87%, empujado por las acciones energéticas.

    `Desde la óptica del análisis técnico lo mejor que observamos es que el Merval no perforó el nivel crítico de los21.000 puntos, con cual ahora queda abierta la posibilidad de una recuperación más sostenida para la semana entrante, especialmente si los balances del segundo trimestre de 2017 acompañan`, indicó Eduardo Fernández, analista de Rava. Por cobertura y suba del dólar, bonos en moneda dura se elevaron hasta 1,2%

    Operadores siguen atentos a la marcha deI dólar

    BAE

    Suben rendimientos desde el cierre de listas

    El Bonar 2024 volvió a rendir por encima de 5% desde 4,62%. El Bonar 2046 pasó del 7% al 7,32%. Salvo Telecom, Petrobras y Tenaris, el resto de los papeles está en rojo

    El mercado local entró en el 2017 sabiendo que enfrentaba una elección importante a mediados del año aunque los precios de los activos hicieron caso omiso durante los primeros meses del año. Incluso el tipo de cambio se mantuvo estable llegando a cotizar en niveles debajo de los $ 15,50 y reciclando el debate sobre el retraso cambiario. Sin embargo, desde el cierre de listas, el pasado 24 de junio, a la fecha, empezaron a acusar de un mayor riesgo electoral. Y si bien el dólar fue el fenómeno más resonante, se generó un proceso de ajuste que afectó tanto a bonos como acciones.

    Desde el cierre de listas, el Bonar 2046 perdió un 3,4% y el retorno del bono subió a niveles de 7,32% desde 7% hace un mes atrás. Algo similar han sufrido el resto de los bonos como el Bonar 2036, que registra una suba de 40 puntos básicos en las últimas 4 semanas, con un rendimiento que actualmente llega a 7,23%.

     

    El Bonar 2024 volvió a rendir por encima de 5% desde los 4,62% que cotizaba antes del cierre de listas y el Bonar 2026, que había generado importantes avances en los primeros meses del año, volvió a rendir por encima de 6%, mostrando una "yield" de 6,25% frente a los 5,92% de hace un mes atrás, lo que representa una suba de 33 puntos básicos del spread contra el bono a 10 años del Tesoro americano.

    Por su parte, las acciones también se han visto amenazadas en las últimas cuatro semanas y el Merval en dólares registra una baja de 7,56% desde cierre de listas y casi 15% desde los máximos de 1400 puntos vistos en el primer semestre del 2017.

    La gran mayoría de las acciones muestra resultados negativos desde el cierre de listas en términos de dólares que incluso superan el 20% de pérdida en el último mes. Salvo Telecom, Petrobras y Tenaris, que muestran una suba en dólares de 9,8%, 6,5% y 6,25% respectivamente, el resto del panel muestra resultados negativos desde que se conocieron los competidores en las PASO el próximo 13 de agosto.

    Esta debilidad no sólo se explica por la caída en el precio de las acciones en la plaza local sino principalmente por la importante suba del tipo de cambio en el último mes, que avanza 8,75% desde el cierre de las listas. Este avance del dólar a nivel local es aún más importante si se contemplamos que la divisa norteamericana registró caídas importantes a nivel regional e incluso global.

    En concreto, el mercado ha venido incorporando a los precios el factor electoral y ve un incremento de la incertidumbre de cara a lo que puede llegar a ocurrir en los comicios legislativos. No hay que dejar de recordar que el resultado de las distintas elecciones a nivel mundial ha sido una sorpresa para el mercado y que no se han cumplido gran parte de las proyecciones o expectativas políticas que tenían los inversores en cada elección, desde el Brexit hasta Trump. El año 2016 dejó como aprendizaje que en los mercados nunca hay que dejar de lado el riesgo de que ocurra el evento con baja probabilidad y por eso la plaza local parece haber optado por un y un sendero de cautela.

    FUENTE: El Cronista

     

    Página 9 de 130

    Consejos para evitar ser estafado Codigo de Buenas Prácticas Procedimiento ante cuenta bloqueada