2021-05-18 20:51:35
  • ALUA49 -0.63
  • ALUA490
  • BBAR0 -0.7
  • BBAR0 8.94
  • BBAR164 -1.34
  • BMA0 0.66
  • BMA251 -0.78
  • BYMA0 0.81
  • BYMA0 -3.53
  • BYMA699 -0.44
  • CEPU37 -1.66
  • CEPU32.4 -2.44
  • COME0 0.72
  • COME2.94 -0.7
  • CRES0 -4.34
  • CRES117 -4.92
  • CVH410 1.3
  • CVH314 1.79
  • EDN30.90
  • EDN28.9 -1.25
  • GGAL138 -0.04
  • GGAL0 0.74
  • GGAL137.3 -0.92
  • HARG133 -1.55
  • HARG0 1.78
  • HARG130 -0.78
  • LOMA0 -0.41
  • LOMA210 -0.76
  • MIRG0 -0.98
  • MIRG1650 -0.55
  • PAMP105 -2.45
  • PAMP0 -1.65
  • PAMP99.75 1.2
  • SUPV60 2.86
  • SUPV0 8.69
  • SUPV59.9 2.4
  • TECO2200 1.07
  • TECO20 17.79
  • TECO2175 5.22
  • TGNO40 -1.58
  • TGNO438.4 -2.76
  • TGSU20 1.42
  • TGSU2157 -0.13
  • TRAN25 2.08
  • TRAN25 -1.43
  • TXAR0 -0.86
  • TXAR59 0.87
  • VALO29 0.58
  • VALO26.9 -0.57
  • YPFD790 1.52
  • YPFD0 7.76
  • YPFD756 1.49
  • YPF vuelve a invertir en Vaca Muerta

    Con subas en la nafta que acumulan 60%

    Apuesta. Destina US$ 1.300 millones. La excepcionalidad de YPF con alzas autorizadas y el cuidado de la caja.

    YPF tuvo el peor trimestre de su historia en ventas hace un año, entre abril y junio. En ese período, perdió $ 85.000 millones. La pandemia golpeó las finanzas de la compañía, que tenía los precios de sus combustibles congelados. Desde agosto de 2020, la petrolera de mayoría estatal se encaminó en una carrera incesante por aumentos continuos: ya acumulan 60% y falta otro más para mayo, que será del 6%.

    La compañía se comprometió a desembolsar US$ 1.300 millones este año en Vaca Muerta. Algo más de la mitad será en petróleo (US$ 700 millones) y el resto (US$ 600 millones), para cumplir con los compromisos del plan Gas. YPF esgrime que será un 70% más que en 2020, cuando invirtió la cifra más baja de su historia. Con el aumento de precios del 60%, la compañía se garantizó engordar sus ingresos por refinación (llamado `downstream` en el mundo petrolero). El combustible que se despacha en las estaciones generó dos tercios de la caja en el segundo trimestre de 2020, cuando la pandemia afectó las ventas y casi paralizó la actividad.

    Aunque el conflicto por Vaca Muerta sigue sin resolverse, los precios más elevados al consumidor podrían garantizar que YPF cuente con caja. Entre diciembre de 2019 y agosto de 2020, las ideas de Guillermo Nielsen -el ex presidente- de subir los precios eran rechazadas por los ejecutivos nombrados por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en la compañía.

    Todo cambió con la llegada de Pablo González a la presidencia. Aunque el Gobierno plantea congelar los precios de alimentos, insumos y buena parte de la economía, autorizó seguir aumentando las naftas. Aunque los economistas subestiman el peso del aumento de los combustibles sobre el total de la canasta, la mayor incidencia se termina reflejando en la logística `El Gobierno, a través de Precios Máximos no me deja aumentar los precios al ritmo de la inflación. Pero mis costos logísticos, por ejemplo, de mover mercaderías y productos de un lado al otro, subieron un 60%`, se quejan los empresarios.

    La suba de los precios de YPF supera la depreciación del dólar al tipo de cambio oficial en el mismo período. Con el próximo aumento -en mayo-, habrán vuelto a la histórica relación de un dólar por cada litro de nafta súper. YPF goza de privilegios que no poseen otras compañías. Entre 2012 y 2015, bajo la presidencia de Miguel Galuccio, se avanzó con la mayor recomposición de precios de los últimos diez años, llevando los importes en dólares a niveles récord. El accionar de Galuccio contó con el respaldo de Cristina, que era presidenta. La administración de Cambiemos también trató de subir en surtidores al ritmo del dólar. Actuales ministros criticaban esa política, aún cuando hubo períodos en que los aumentos fueron menores a los de la gestión actual. El teorema de Baglini también está en las estaciones de servicio.

    Los conflictos en la renegociación de deuda provocaron una caída en la acción de YPF. Para el management profesional (encabezado por el CEO Sergio Affronti), eso nunca es una buena noticia. Affronti llegó a ese puesto sugerido por Galuccio, con la aprobación de Fernández de Kirchner.

     

    Clarín