2018-12-14 04:41:21
  • ALUA0 -1.96
  • ALUA18 0.85
  • APBR0 -3.05
  • APBR0 -1.92
  • APBR270.2 0.23
  • BMA165 0.95
  • BYMA0 -0.83
  • BYMA371.5 -0.91
  • CEPU0 1.15
  • CEPU0 -0.28
  • CEPU35.75 0.86
  • COME0 -2.81
  • COME3.52 -1.14
  • CVH0 2.43
  • CVH275 -0.59
  • EDN0 -0.5
  • EDN51.15 -1.09
  • FRAN00
  • FRAN151.05 -1.09
  • GGAL0 -1.22
  • GGAL0 -0.94
  • GGAL110 -0.85
  • METR30 -1.89
  • MIRG0 -4.74
  • MIRG0 -7.3
  • MIRG352 -4.36
  • PAMP0 1.57
  • PAMP0 0.39
  • PAMP53.3 0.79
  • SUPV69 -4.55
  • SUPV0 -2.84
  • SUPV67 -2.1
  • TGNO40 0.88
  • TGNO400
  • TGNO459.5 0.98
  • TGSU20 0.85
  • TGSU2123.45 -0.79
  • TRAN0 0.33
  • TRAN0 1.76
  • TRAN47.9 2.65
  • TS00
  • TS450 -0.07
  • TXAR16.8 -0.37
  • TXAR16 1.46
  • VALO0 -1.85
  • VALO0 -1.65
  • VALO5.5 -0.18
  • YPFD750 -1.81
  • YPFD560 -0.03
  • Baja del dólar a $38,65 con suba de Leliq

    El interés promedio se elevó al 59,13% desde el 58,97% del día anterior

    El dólar volvió a bajar ($38,65) y el BCR A subió tasa de Leliq El mercado local se movió en sintonía con el mundo. Los bonos recuperaron terreno. El riesgo-país cedió un 2,11%, hasta los 741 puntos básicos.

    El dólar cayó 13 centavos ayer a $ 38,65 y anotó su segundo retroceso consecutivo, tras la decisión del Banco Central de retocar la tasa de interés de las Leliq. De esta manera, el billete se acopló al Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde descendió 22 centavos, a $37,59, en una rueda en la que volvió a prevalecer la oferta.

    El Banco Central (BCRA) colocó $156.296 millones en Letras de Liquidez (´Leliq´), a siete días, con una tasa promedio del 59,13% anual (el martes, había cerrado a 58,97%). El rendimiento máximo adjudicado fue 59,50% y la mínima se ubicó al 58,45%.

    La plaza local, asimismo, se movió en sintonía con el mundo, donde el índice dólar caía un 0,2% contra una cesta de monedas luego de que los precios al consumidor de Estados Unidos no se modificaron en noviembre. En Brasil, bajó un 1,2%, en México un 0,4% y en Chile un 0,7%.

    `La mejora en la oferta de dólares detuvo la secuencia alcista de los dos primeros días de esta semana acomodando los precios en el nivel más bajo desde el lunes pasado`, destacaron desde PR Corredores de Cambio. Agregaron que `un ligero retoque alcista en la tasa de interés de las Leliq dispuesto por el Banco Central contribuyó para que se interrumpiera la suba del tipo de cambio que en algún momento amagó con acercarlo otra vez a los $38`.

    En el mercado informal, por su parte, el `blue` cerró estable a $37,50, mientras el `contado con liqui` cede seis centavos a $37,65.

    Las reservas internacionales del 3CRA subieron u$s93 millones y finalizaron en u$s49.882 millones.

    La Bolsa porteña subió en sintonía con los mercados externos, frente al optimismo sobre el comercio global y una parcial debilidad del dólar. El Merval subió un 0,4%, a 31.081 puntos, con sustento de compras lideradas por el sector energético.

    Las principales alzas fueron anotadas por las acciones de Transportadora de Gas del Norte (2,9%), Ternium (1,9%) y Edenor (1,7%). Mientras que las mayores bajas fueron registradas por Aluar (-1,7%), Banco Francés (-1,6%) y Banco Supervielle (-0,2%)

    El analista Eduardo Fernández, de Rava Bursátil, indicó que `si bien la plaza local ensayó un nueva mejora, quedó la sensación de un mero rebote técnico. Es que con volúmenes cercanos a $500 millones, es muy difícil iniciar un proceso alcista de envergadura`.

    Por su parte, el economista Gustavo Ber indicó que `el rebote técnico del norte contagió a los activos domésticos que recuperaron terreno, aunque tanto acciones como bonos con relativa moderación y selectividad, tal como refleja un riesgo país aún cerca de los 750 puntos básicos que aleja las chances de reanudar el crédito externo`.

    Los principales bonos en dólares (que cotizan en pesos) cerraron en alza. El Bonar 2024 subió un 0,65%, el Bonar 2020, un 0,7% y el Discount bajo ley argentina, un 1,44%. En tanto, los títulos en dólares bajo ley Nueva York avanzaron hasta un 0,9%. El riesgo-país medido por el banco JP Morgan cedió un 2,11% hasta los 741 puntos básicos.

    Ámbito Financiero

    Sin quórum

    Bien jugado. Esas son las palabras que dicen los accionistas consultados tras lo ideado por la Bolsa y Mercados Argentinos (BYMA), que no dio el quórum ayer e impidió al menos por unas semanas que no se dé la fusión entre el Matba y el Rofex.

    En la asamblea sólo estuvio presente el 55% de los accionistas. Se necesita el 60% para lograr aprobar la unión de los mercados.

    Ahora todo se pasará para el 27 de diciembre, 24 horas antes del Día de los Inocentes. Para esta ocasión sólo será imprescindible un 20% de los presentes. Todo hace suponer que se ganará por amplia mayoría

    Los más de quince días que restan hasta la próxima asamblea le permitirán al BYMA comprar acciones del Matba, que también hará lo mismo.

    Las fuentes consultadas señalaron que no se dieron argumentos de por qué se levantaron de sus asientos ante la pregunta de las autoridades del Matba.

    Se sobreentiende que este pasa por lo mismo. `La contingencia`, manifestaron las fuentes. Es decir, el miedo por los juicios que tiene el Rofex a partir del dólar a futuro.

    Ese y otros puntos más son los que esgrimió el BYMA el martes en una carta que presentada a la Bolsa de Cereales. El mismo no fue `considerado` y rápidamente fue enviado a los consejeros y autoridades del Matba. En la próxima asamblea sólo será necesario el voto de un 20% de los 320 accionistas

    BAE

     

    Merval rebotó 0,4% por los rumores sobre cambios en la renta financiera

    La suba local estuvo impulsada por un mejor clima externo

    El Merval rebotó 0,4% entre rumores de anulación del impuesto a la renta financiera Ante una mejora en el clima externo, la Bolsa porteña tuvo ayer su segundo rebote consecutivo. El índice Merval, que operó ayer menos de $500 millones, subió 0,4% y terminó en 31.081 unidades. La recuperación de las acciones locales fue impulsada también por el rumor de una posible anulación del impuesto a la renta financiera tras la renuncia de Andrés Edelstein a la Secretaría de Ingresos Públicos, que circuló con fuerza entre los operadores.

    Las principales subas en el panel líder fueron para Transportadora de Gas del Norte (2,9%) y para los papeles del Grupo Techint (Tenaris y Ternium), que rebotaron 1,9% tras el derrumbe posterior al pedido de procesamiento de su CEO, Paolo Rocca.

    Los traders consultados por BAE Negocios confirmaron la expectativa por una posible postergación del impuesto a la renta financiera, ya que su implementación en 2019 depende de que la reglamentación salga antes de fin de año. Si se reglamentara después del 31 de diciembre, la aplicación de una alícuota de 15% para inversiones en dólares y 5% para inversiones en pesos recién sería efectiva en 2020. Con pocos días por delante, la renuncia del Edelstein, el funcionario encargado de redactarla, fue percibida como un guiño en el mercado y algunos incluso se ilusionaron con un decreto que dé marcha atrás con el tributo.

    Sin embargo, los operadores coincidieron en que el principal motor del rebote local fue el mejor clima extemo, que se reflejó en la recuperación de los mercados de referencia en medio de un respiro en las tensiones globales. `EE.UU. rebota con fuerza e impone a todo el mundo un contexto de recuperación después de muchas jomadas negativas. Y a esa recuperación Argentina la está acompañando con relativa timidez. El rebote del Merva! está por debajo del de Wall Street. Por eso creo que los componentes locales son de segundo orden`, dijo el analista Gustavo Ber.

    Tomas Ulrich, de Balanz Capital, coincidió: `Vemos el rebote del Merval como principalmente técnico. Sin mucho volumen operado acompañando, no habría un cambio de tendencia fundamental. Creemos que se trata de un respiro dentro del conflicto global. De cualquier manera, creemos que la volatilidad (local e internacional) continúa dentro y fuera del panel`.

    En el segmento de renta fija, los principales bonos en dólares que cotizan en pesos treparon hasta 1,4%. En tanto que los títulos en moneda dura subieron hasta 0,9%. Así, el riesgo país cedió 15 puntos básicos a741, luego de rozarlos 760. Las acciones de TGN Tenarisy Ternium tuvieron las mayores alzas en la Bolsa porteña

    BAE

    Riesgo-país llegó a 753 pts.

    Riesgo-país volvió a crecer. Llegó a 753 pts. (+3,29%) Dólar subió 42 centavos (+1,1%) y cerró a $38,79. Bolsa, castigada, cedió 2,5%. Los ADR, hasta -5%.

    El recrudecimiento de la interminable disputa comercial entre EE.UU. y China, los problemas en Gran Bretaña para concretar el `brexit` y los conflictos internos en Francia resultaron un cóctel irremontable para los países en desarrollo. Especialmente para los de la región. Argentina se ve afectada, ahora, algo menos que durante todo este ano, pero con un dato preocupante: no cede el riesgo-país, que volvió a perforar los 750 puntos, aumentando la demanda de divisas y la salida de la Bolsa.

    Bonos cayeron hasta 2,7% y la bolsa perdió 2,5% por flojo desempeño de los ADR

    Riesgo-país superó los 750 puntos (subió 3,29%) El mercado local operó en línea con el mundo, en medio del temor de los inversores a un potencial recrudecimiento en la guerra comercial entre EE.UU. y China. El dólar avanzó 1,09% a $38,79.

    El magro escenario internacional generó ayer una fuerte suba del riesgo país, que trepó 24 unidades (+3,29%) a 753 puntos básicos, en medio del temor de los inversores a un potencial recrudecimiento en la guerra comercial entre Estados Unidos y China, pese a la tregua por 90 días declarada en el marco del G-20. En línea, el dólar trepó 42 centavos a $38,79, mientras que el mayorista ganó 26 centavos a $37,66, con un volumen operado de u$s 557 millones. Fue en una jornada en la cual el Banco Central convalidó un nuevo ligero avance de la tasa de Leliq, al 59,23%, colocando $121.663 millones. La tasa máxima adjudicada fue de 59,60% y la mínima se ubicó al 56,998%.

    Operadores remarcaron que si bien hubo un sobrante de $38.000 millones en la licitación, no se reflejó en un vuelco hacia la compra de la divisa como ocurrió el viernes pasado. En ese sentido, fuentes del BCRA indicaron que el sobrante de pesos estaba contemplado como consecuencia del ajuste estacional de la base monetaria previsto para diciembre. En tanto, el analista Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio, sostuvo que `los factores externos vuelven a complicar la evolución del dólar que abandona un panorama de estabilidad laboriosamente gestado por las autoridades económicas y transita por un período de altibajos que no termina de definir con claridad una tendencia para los próximos días`. En tanto, desde ABC Mercado de Cambios señalaron que `el dólar mayorista volvió a subir mostrando que la preocupación de los operadores del mercado local está tomando en cuenta la aversión al riesgo por temores de recrudecimiento de la disputa comercial entre EEUU y China`. Y agregaron que `también datos flojos a nivel de la economía global influían en el cambio de carteras para mayor seguridad de las inversiones`. Cabe destacar que en México la divisa ascendía 0,5%, en Brasil avanzaba 0,6% y en Chile subía 0,3%. En el mercado de dinero entre bancos, el `cali money se operó al 58%. En el ROFEX se negociaron u$s 557 millones, de los cuales más del 50% se pactó entre diciembre ($38,73) y enero ($40,52) con tasas del 49,38% y 53,31%, respectivamente. Los futuros subieron más de $0,25 acompañando la suba de la divisa americana, que subió contra el peso. En tanto, el blue cerró estable a $37,5 y las reservas internacionales cayeron u$s 221 millones a u$s 49.844 millones.

    A su vez, el Merval, con un tímido volumen (apenas $522,7 millones) cayó 2,5% a 30.753,54 puntos, afectado especialmente por el flojo desempeño de los ADRs de los bancos y las energéticas, que perdieron hasta 5,3% en Wall Street, como fue el caso de Pampa Energías. Todas las acciones del panel líder culminaron con retrocesos. Entre las bajas más pronunciadas del día se destacaron las acciones de Ternium (-3,6%), Petrobras Brasil (-3,6%), Banco Macro (-3,6%) y Pampa Energía (-3,2%).

    El adverso clima externo contagió a los emergentes, y así es que los activos domésticos se vieron arrastrados a través de desarmes de apuestas. `La ausencia de ´ drivers´ locales que actúen de soporte, tanto económicos como políticos, completan un panorama donde la debilidad de las cotizaciones sigue dominando la escena`, analizó el economista Gustavo Ber. Los principales bonos en dólares terminaron con bajas generalizadas. Los más perjudicados fueron el Argentina 2037 (-2,7%); el Discount (-2%); y el Bonar 2024 (-1%).

    Fuente: JP Morgan

    Ámbito Financiero

    Garantiza base monetaria bajo control

    SEÑAL A LOS MERCADOS ATRAVÉS DE LAS LELIQ

    Base Monetaria: BCRA asegura que cumplirá meta en diciembre El mensaje es que el ajuste estacional de cierre de 2018 podrá ejecutarse controlando los vencimientos de Leliq; aun con una mayor cantidad de recursos demandados para cumplir compromisos de fin de año.

    El Banco Central garantizará también en diciembre el cumplimiento de la promesa de la base monetaria controlada, aun asegurando el ajuste estacional comprometido ante el Fondo Monetario Internacional (FMI). Para esto, la entidad que maneja Guido Sandleris armó un programa único para este mes, sin renovar prácticamente vencimientos de Leliq ante la expansión estacionalmente la propia base. Con esto, el BCRA, se garantizará cumplir lo comprometido con el organismo que maneja Christine Lagarde (un aumento que no supere el 5%) y asegurando que se trata de una cuestión estrictamente estacional para diciembre. En el primer trimestre del próximo año, la operatoria volverá a la velocidad normal que se sostuvo hasta noviembre.

    Con esto el Gobierno sostendrá sin cambios una de las promesas comprometidas ante el FMI, y que mejor resultados le está trayendo, al menos a los ojos de los técnicos del italiano Roberto Caldarelli, el encargado del Fondo para fiscalizar los números de la Argentina. Para el organismo, mantener firme la estrategia de no acelerar la base monetaria y mantenerla bajo los términos del acuerdo cerrado en septiembre pasado; cuando se renegociaron las metas y se adelantaron los desembolsos comprometidos hasta diciembre de 2019; cuando originalmente estaban pactados hasta el 2020. El movimiento de expansión estacional del último mes del año formó parte de esas negociaciones, y la intención del BCRA es que tanto el FMI como el mercado confíe en que en diciembre la meta se mantendrá encarrilada. Sabe el Central que se trata de un tiempo donde el Gobierno necesita ampliar su base de gastos para cumplir los compromisos fiscales internos de todo fin de ejercicio, lo que puede generar algún tipo de inquietud entre los privados. Especialmente ante el anuncio de una mayor disponibilidad de recursos para atender las demandas de circulante para cubrir los anuncios de mayor nivel de traspaso de pesos hacia los sectores más vulnerables. El mensaje que quiere llevar el BCRA es que la disponibilidad de fondos está cubierta; y que, además, la señal que se enviará es que prácticamente no habrá renovación de Leliq.

    El Gobierno afirma que en el caso de esta variable, la expansión de la base monetaria y el compromiso de mantenerlo a raya, es, quizá, el capítulo donde mejor calificación debería lograr de parte del FMI. En noviembre el BCRA sobrecumplió la meta de no aumentarla, manteniendo el promedio mensual de $1,256 billones, $14.500 millones por debajo de la meta y $4.000 millones por encima del promedio de octubre. El incremento de la base con respecto a octubre fue explicado por la entidad por el alza de $15.000 millones en los encajes bancarios no remunerados, parcialmente compensado por la reducción en la circulación monetaria de $11.000 millones. Para cumplir con la meta, el BCRA profundizó el mes pasado la subasta de Leliq, con una tasa promedio que fue reduciéndose gradualmente hasta llegar a estacionarse en 60,8% para fin de mes. En los primeros dos días de diciembre el BCRA decidió perforar el 60%, ubicándola por encima de 59%, nivel al que se la mantuvo. El cierre de ayer fue de 59,23%. En general son 7,4 puntos porcentuales por debajo del 73,5% a que había llegado la variable el 8 de octubre. Todo esto con un tipo de cambio que navegó cómodamente en la Zona de no Intervención, más cerca del piso de 36 pesos de promedio que del techo cercano a los 45 pesos. El esquema, aún con las presiones externas que surgieron esta semana por los ruidos internacionales provenientes de la crisis entre EE.UU. y China, las dificultades en Gran Bretaña por el brexit y los conflictos internos en Francia; se sostuvo con traquilidad, con un dólar que ayer cerró en alza pero en los 38,79 pesos; también más cerca del piso que del techo de la zona.

    En octubre Sandleris había asegurado que la apuesta del éxito de su estrategia para que sea creíble ante el mercado (y el FMI) era mantener controlada la base monetaria. Específicamente había afirmado que `el elemento principal de este esquema es un compromiso para que la base monetaria crezca cero por ciento hasta junio, con un ajuste estacional en diciembre. Esta regla es estricta, clara y fácilmente comprobable y esperamos que sea eficaz para controlar la inflación. La teoría detrás es también bastante simple: no debe haber exceso de pesos en la economía`.

    Por definición, la estrategia implica que el gobierno mantendrá el principal compromiso ante el FMI controlado, pero que la política monetaria continuará siendo dura hasta, al menos fin de este año y el primer trimestre de 2019. Y que, aun con el control de la emisión de Leliq de diciembre, el stock de las letras se ubica actualmente cerca de los 720 millones de pesos, siguiendo la fuerte demanda de los bancos por este instrumento. Serían las entidades financieras las que primero deberían ver la estrategia de diciembre, para volcar luego la señal a los mercados internos mostrando que pese a la expansión estacional de la base monetaria, esta se encuentra dentro de lo pactado con el FMI y del sobrecumplimiento de la meta anual.

    Hasta noviembre el ritmo de crecimiento interanual de la base monetaria se desaceleró hasta 39%, desde el 40.9% anterior heredado de la gestión de Luis Caputo. El Gobierno sostendrá en el último mes del año la estrategia que más está siendo valorada desde el FMI en las últimas revisiones: el control de la base monetaria.

    Ámbito Financiero

    Los bancos de inversión ven pocas ganancias para las acciones en 2019

    Prima la cautela en los pronósticos bursátiles

    La guerra comercial entre China y Estados Unidos, la suba de tasas de la Reserva Federal y el riesgo de recesión reducen las posibilidades de buenos resultados

    El mercado global retoma hoy las operaciones tras atravesar una semana volátil. El Merval finalizó el viernes con una baja del 1,47%, sumándose a la debilidad internacional, en la que los principales índices americanos cerraron la semana con descensos del 2,2% en promedio. En el acumulado del año, la bolsa local pierde un 45% en dólares y los índices americanos caen un 1,3% en 2018. A esta altura del año y mirando a 2019, la clave pasa por definir cuál puede llegar a ser la evolución futura de las acciones americanas. En este sentido, las firmas de inversión globales de Wall Street se muestran más bien con cierta cautela y no esperan grandes ganancias para el año próximo.

    Los analistas de la firma global de inversiones Schroders consideran que, luego de una década de adaptación extrema a la política monetaria, puede haber un grado de turbulencia mayor en el mercado a medida que los bancos centrales comiencen a eliminar gradualmente estas políticas. `Los mercados se están aclimatando al cambio y algunos de los activos de riesgo que más han subido, como el caso de las acciones, han sufrido recientemente. Desde aquí vemos una mezcla de desarrollos buenos y neutrales, pero también negativos`, destacaron.

    Desde el lado positivo, entienden que el ciclo de expansión de EE.UU. parece más duradero de lo que la mayoría de los comentaristas sugieren. `De nuestro análisis se desprende que la productividad podría aumentar en el futuro. Si bien esto puede implicar que las tasas de interés finalmente se establezcan a un nivel más alto, también sugiere un mayor nivel de crecimiento`, sostuvieron.

    Por el lado de las malas noticias, desde Schroders consideran que es poco probable que los precios de los activos continúen subiendo a esta velocidad y a la consistencia en la que se han desarrollado durante gran parte de los últimos cinco a diez años. `A medida que la política monetaria retorna a un nivel más normal, muchos activos deberán tener un precio independiente al significativo apoyo proporcionado por los bancos centrales del mundo`, señalan.

    Con una visión más cautelosa para las acciones, los analistas del banco de inversión Goldman Sachs, remarcaron que el SP500 aumentará solo un 5% a 3000 puntos para fines de 2019. Desde el banco creen que el mercado alcista continuará en 2019, pero podría volverse inestable a medida que el año continúe y los inversores comiencen a preocuparse por una recesión en 2020. Ademas destacan que uno de los temas principales en los mercados será la guerra comercial entre China y EE.UU.

    Por último, el equipo de Research de Bank of America Merrill Lynch (Bofa) espera que el ciclo del mercado alcista finalice el próximo año, pero no antes de un último rally. Para el próximo año, el Bofa pronostica ganancias modestas en acciones y dólar más débil.

    Además, destacan como un tema clave el elevado nivel de divergencia en la política monetaria mundial a medida que la FED continúa elevando las tasas de interés y otros bancos centrales importantes no lo están haciendo. Para Goldman Sachs, el índice S&P 500 aumentará solo un 5% a 3000 puntos para fines de 2019

    Bank of America

    Merrill Lynch pronostica ganancias modestas en acciones y un dólar más débil

    El Cronista

    Jorge Lapeña, Ex Secretario de Energía

    DEBATE

    Jorge Lapeña

    Ex Secretario de Energía

    Se cumplen tres años del Gobierno de Cambiemos. Y se cumplen 111 años del descubrimiento del petróleo en Comodoro Rivadavia por parte del Estado nacional.

    ¿Qué pasó en esos 111 años? Distingo dos períodos. En el primero (1907-1991) bajo gobiernos de distinto signo Argentina tuvo un sector energético en expansión pujante con logros importantísimos: 1) descubrimiento de petróleo y gas natural en seis cuencas continentales y marinas; 2) explotación del yacimiento gigante de gas Loma de la Lata en Neuquén; 3) Construcción de Centrales hidroeléctricas de gran porte; 4) logro del autoabastecimiento energético con importantísimos saldos exportables; 5) ejercicio de un liderazgo indiscutido regional en materia nucleoeléctrica.

    Desde 1992 un nuevo período se inicia con la privatización sistémica realizada durante el gobierno del Dr. Menem y cuyas consecuencias finales en algunos rubros aún no están claras. Los actores institucionales estatales preexistentes desaparecieron, y los nuevos actores privados no llegaron a realizar un reemplazo eficaz y eficiente del `antiguo régimen`. La Argentina evolucionó negativamente desde el autoabastecimiento alcanzado en 1989 a la dependencia externa creciente a partir de 2010; comenzó la decadencia crónica de la producción de hidrocarburos y dilapidación de reservas más profunda de la historia petrolera argentina en el período 1998- 2017. Desde el auge hidroeléctrico con altísima participación en la generación eléctrica, fuimos directo a la modestia actual; del liderazgo nuclear en América latina a la compra de centrales nucleares chinas sin estudios de factibilidad que lo justifiquen. Dicho lo anterior cabe la pregunta: ¿Cómo estamos en Energía hoy al entrar en el último año del gobierno de Cambiemos? Mi respuesta es que no estamos bien, pero sí mejor que en 2015. Tenemos un futuro que presenta grandes incertidumbres, pero con elementos positivos.

    En primer lugar, el actual Secretario de Energía ha generado un giro copernicano en el discurso oficial de política energética de los últimos 25 años al poner en primerísimo plano la necesidad del `Autoabastecimiento Energético`, y la generación de fuertes saldos exportables para la economía argentina. Además efectuó el lanzamiento de una política exploratoria agresiva en la plataforma continental hasta el talud oceánico.

    La forma es importante, se revirtió una práctica común de los últimos lustros: hacer los anuncios primero en Club del Petróleo. Es fundamental que se tenga en cuenta que los anuncios oficiales están sujetos a un riesgo que no es despreciable (geológico y económico) de no cumplimiento. Este tópico fue parte de la disertación del propio Secretario en el Seminario sobre el Futuro del Petróleo y el Gas en Argentina organizado por el Grupo de Ex Secretarios de Energía el 21 de noviembre.

    Es un hecho muy positivo que Argentina en el último año ha logrado por primera vez en 20 años tener una producción petrolera mayor al año anterior (no mucho +1,4%). Crece fuerte la producción de `petróleo no convencional` pero cae en forma crónica e irreversible producción de petróleo convencional en todas nuestras cuencas productoras por carencia de una buena política exploratoria.

    Es también positivo que la empresa YPF haya hecho público su Plan Estratégico quinquenal con metas de producción y de exploración que muestran a nuestra principal empresa petrolera bien acoplada a los positivos anuncios ministeriales. Es destacable también la performance de la empresa Tecpetrol en el yacimiento de gas no convencional de `Fortín de Piedra` en la provincia de Neuquén, bajo el régimen subsidiado de la Res. 46/2016 que ha pasado de una producción inexistente en 2016 a una producción de 16 MMm3/d en 2018, y que colocó a esa empresa hasta ahora menor en un rol de productor importantísimo de gas en Argentina.

    Es positivo que el gobierno haya corregido en 2018 algunas de sus políticas iniciales relacionadas con la fijación por parte del Estado de altos precios de retribución para el gas natural. Creo que 2018 finaliza con una conciencia más clara por parte de las autoridades de aplicación de la ley energética, del gobierno y de los partidos políticos de la existencia de mercados energéticos distorsionados que derivan rentas monopólicas a los productores en detrimento de los consumidores, lo que requerirá soluciones más complejas. Se acaba la idea infantil del ajuste infinito tolerado por un consumidor ficticio de paciencia infinita.

    No puedo dejar de plantear algunas medidas oficiales tomadas en el último semestre que deberían ser revisadas y demostrar su racionalidad. No está claro porqué la empresa IEASA suspendió `sine die` el gasoducto GNEA. No está clara la estrategia argentina como importador de gas boliviano. Tampoco está justificado el anuncio de construcción de un nuevo gasoducto de gran porte entre Neuquén y Rosario. Creo que 2019 debería ser el año en que algunas de las incógnitas aquí planteadas se resuelvan, deberían firmarse compromisos productivos de los actores privados con la política gubernamental enunciada por el Secretario del área. Por ahora solo veo a YPF y a Tecpetrol liderando este respaldo, se requiere un compromiso escrito con más actores que asuman el desafío. En Energía, no estamos bien, pero sí mejor que en 2015. El futuro se presenta con incertidumbre, pero con elementos positivos.

    Clarín

    Leve suba de la tasa de Leliq: 59,16 por ciento anual

    El Banco Central aumentó ayer la tasa de interés. Se licitaron 159.754 millones de pesos en Leliq con una tasa promedio de 59,16 por ciento. La tasa promedio de la jornada previa había sido del 59,00 por ciento. Es la primera suba de más de 10 puntos básicos desde el primero de noviembre. Las reservas internacionales subieron 55 millones de dólares y terminaron la semana en 50.050 millones. El jueves habían quebrado la barrera de los 50.000 millones de dólares debido a pagos de deuda por 1029 millones a bancos extranjeros. Las reservas acumulan pérdidas de más de 4000 millones desde que ingresó la ampliación del Fondo a finales de octubre.

    El dólar cerró en 38,37 pesos y marcó un retroceso de 34 centavos respecto de la jornada previa. El tipo de cambio mayorista se ubicó en 37,40 pesos y anotó una contracción de 30 centavos. El aumento de la tasa de interés fue uno de los elementos que explicaron la caída de la cotización. El clima financiero internacional, en cambio, fue uno de los factores que moderaron la caída del tipo de cambio. Las bolsas en Estados Unidos siguieron atentas a la posibilidad de una reacción de China ante la detención de una alta ejecutiva de Huawei. El Nasdaq registró una baja de 3,1 por ciento, al tiempo que los indicadores de volatilidad de los activos norteamericanos anotaron un aumento de 10 puntos porcentuales.

    La bolsa porteña también registró pérdidas. Se anotó una baja de 1,5 por ciento en el índice MerVal. Los bancos y las firmas energéticas fueron las más afectadas. El Banco Macro marcó una disminución de 3,2 por ciento, mientras que el Banco Francés cayó un 1,4 por ciento y el Grupo Financiero Galicia lo hizo 1,0 por ciento. Se destacó además la caída del 3,2 por ciento de Metrogas del 3,3 por ciento de Central Puerto y del 3,6 por ciento de Transportadora Gas del Sur Los títulos públicos en moneda extranjera, en tanto, mostraron un rebote y permitieron reducir el riesgo país. Entre los bonos largos se destacó la suba del 2,4 por ciento del Par en dólares. El riesgo país bajó unos 10 puntos básicos y cerró en 718 unidades.

    Página 12

    El ruido externo hizo rebotar el dólar, que saltó a $ 38,31

    Riesgo país saltó a 726 puntos

    El desplome de Wall Street arrastró a los bonos argentinos y agitó al mercado cambiario.

    Toda la buena onda que irradió la supuesta tregua en la guerra comercial que mantienen los Estados Unidos y China en la rueda financiera del lunes, se diluyó el martes.

    El desplome de los indicadores bursátiles de Wall Street -ver página 20fue una reacción ante las dudas sobre el contenido de aquella tregua pactada entre Donald Trump y Xi Jiping. Esperable, Buenos Aires no puedo quedarse al margen del temblor del martes.

    El dólar saltó a $ 38,31 y el riesgo país `voló` hasta los 726 puntos básicos. El Merval subió nominalmente 0,3%, pero si se lo compara con la suba del 2,3% que observó el tipo de cambio, el retroceso de las acciones estuvo cerca del 2%.

    Así, en un día pareció diluirse el efecto positivo que había dejado la cumbre de presidentes del G20 que se realizó en Buenos Aires la semana pasada. La trepada del dólar se dio cuando el Banco Central llevó la tasa de interés de las Leliq a apenas 3 milésimas por encima del 60% que fijó como piso hasta tanto se vea una baja de la inflación (ver página 15). Es una incógnita saber si el Central se animará a perforar ese piso, aunque las expectativas del REM lo avalen.

    En cuanto al tipo de cambio, después de acercarse nuevamente el lunes al piso de la banda de flotación, volvió a alejarse. En cierta manera es algo lógico: dado que el Central intervendría comprando divisas cuando perfore ese piso, y la lógica indica que en ese momento el tipo de cambio volvería a rebotar.

    Para este miércoles, el piso de la banda de flotación está en $ 36,208 y el dólar mayorista cerró ayer a $ 37,40, es decir que todavía hay una distancia considerable hasta que el Central se vea obligado a intervenir.

    De todos modos en diciembre el Central dejará que crezca hasta un 6% la base monetaria, por el efecto estacional (aguinaldo, vacaciones, fiestas, etc.). Hay que esperar a ver qué hace el público con los pesos que reciba: más allá de que el poder adquisitivo está deteriorado, habrá más pesos que podrían tranquilamente ir al dólar si el ahorrista considera que `está barato`, comparando que llegó a estar arriba de $ 40.

    Está cada vez más claro que la volatilidad del mercado mundial es por ahora la regla. Y en ese contexto el Gobierno se aferra a su mínimo plan: avanzar con el ajuste fiscal y mantener el rigor monetario para reducir las vulnerabilidades. La variable riesgo país hoy quedó a merced no solo de la volatilidad, sino y sobre todo al escenario político, y a las encuestas pre electorales, que hoy están dando cierta paridad entre el oficialismo y el kirchnerismo. Un dato que, por cierto, no agrada a los inversores en general ni a los tenedores de bonos de la deuda argentina.

    El Gobierno confía en que si se consolida la baja de inflación y el Central logra reducir las tasas de interés, la contracción económica comenzará a aflojar hacia marzo o abril del año que viene.

    Ida y vuelta. Los mercados siguen sin un rumbo definido.

    Clarín

    Acuerdo China-Estados Unidos

    Los rezos de los mercados se hicieron oír y finalmente la tregua sellada en el G-20 entre EE.UU. y China inyectó una dosis de optimismo en el mundo. Así respondieron los principales mercados con alzas y los activos argentinos no fueron la excepción. Las acciones subieron 1,3%, mientras que la mejora en las paridades de los bonos explican el retroceso del riesgo-país (-0,71%) a 701 puntos básicos. Por su parte, ayer el dólar cayó 3%, a $37,85, acercándose nuevamente a la banda inferior.

    Hoy difunden el REM: tasa de las Leliq podría perforar el 60% por una menor inflación esperada.

    Dólar cayó 3%, a $37,85, en línea con el resto de la región La moneda se depreció en Brasil, México y Chile, en medio de la tregua comercial impulsada por EE.UU. y China. El mayorista ($36,5) cerró cerca del piso de la franja ($36,14) y enciende las alarmas.

    Empujado por la tregua en la guerra comercial y por el nuevo swap con China, el dólar descendió ayer $1,15 (-3%), a $37,85, y anotó su cuarta caída consecutiva, en línea con la tendencia exhibida en los países de la región. La baja de la divisa en Brasil, México y Chile, entre otros, se produjo tras el anuncio de una tregua temporal entre China y Estados Unidos en disputa comercial durante la cumbre del G-20. En sintonía, el mayorista cayó un 3,4% ($1,22), a $36,5, en una jornada en la cual la intensidad de los ingresos provenientes del exterior ayudó a caer a la moneda. El volumen negociado fue de u$s710 millones.

    Para el analista Gustavo Quintana, `el evidente cambio de clima internacional, producto de la tregua pactada entre EE .UU. y China, el resultado de la reunión del G-20 en Buenos Aires y una mayor distensión en el plano doméstico se combinaron para, junto con una mayor necesidad de pesos, recrear un escenario de debilidad del dólar`. En especial, los inversores tomaron de manera positiva la decisión de China de reforzar su asistencia financiera a Argentina por el equivalente a u$s8.600 millones, disponibles para el Banco Central en caso de corridas cambiarías o necesidades de inversión, entre otros acuerdos comerciales firmados el domingo por los dos gobiernos.

    Durante la jornada, además, regresaron los planteos sobre si la baja del dólar volvió a disparar las expectativas sobre la acción oficial para contener su valor, ante la renovada proximidad de su cotización a la banda inferior de la zona de no intervención (en $36,14). Vale recordar que en el caso de que la moneda termine por debajo de la banda inferior, el BCRA va aoperar con compras de hasta u$sl50 millones diarios en el mercado. Hoy, a su vez, será un día clave para la plaza cambiaría, ya que el BCRA dará a conocer el resultado del Relevamiento de Expectativas de Mercado. En el caso de que se reduzcan las expectativas de inflación, la tasa de interés de referencia podría terminar por debajo del 60%.

    El BCRA adjudicó $160.231 millones de Leliq (vencían $134.844 millones) a una tasa promedio del 60,278%, que cayó 47,5 puntos básicos con respecto al viernes. En el mercado de dinero entre bancos el `cali money` se operó a un promedio del 58%. En el mercado de futuros Rofex, se operaron u$sl.051 millones, de los cuales más del 65% se pactó entre noviembre y diciembre con precios finales a $36,90 y compensaban el fin de mes contra el cambio de referencia. Y diciembre a $38 con una tasa del 53,6% TNA. En el mercado informal, el dólar `blue` perdió $1, a $37. En tanto, las reservas internacionales del BCRA aumentaron u$sllO millones hasta los u$s51.303 millones. Merval

    Por su parte, el Merval ganó ayer 1,3% y terminó en 31.888,79 puntos, luego de trepar hasta 3,6% en el inicio de la rueda. Fue de la mano de un mejor clima externo y una menor aversión al riesgo. Las subas más relevantes de la sesión las alcanzaron Mirgor (+6,4%), Metrogas (+5,9%) y Transener (+3,3%). Lo mejor de la jornada estuvo en el panel general: Gas Ban anotó una disparada del 9,2%. Hubo mayoría de alzas (53) contra 24 bajas y 13 acciones sin cambios. El volumen aumentó hasta los $767,2 millones, a partir mayores apuestas de inversores institucionales.

     

    La tregua comercial entre EE.UU. y China fue celebrada por Wall Street, y ese mayor optimismo externo contagió a los activos locales, que aprovecharon para recuperar terreno. De todos modos, la suba del panel líder se fue acotando con el correr de las horas por el fuerte descenso del tipo de cambio implícito, ya que los ADR de bancos y energéticas estuvieron más firmes (escalaron hasta 6,7%).

    En el segmento de la renta fija, los bonos en dólares contra pesos cayeron por la baja de la divisa estadounidense, mientras que los nominados en moneda extranjera saltaron hasta 1,5%. Es que el riesgo-país cayó hasta las 701 unidades, dado que los rendimientos del 10% están despertando una mayor demanda inversora aprovechando las mejores señales que dejó a los inversores la reunión del G-20. Para destacar también, los avances de las versiones en dólares del Argentina 2027 (+1,9%); el bono a 100 años (+1,6%); y el Global 2037 (1,5%). 1,3% Fue la suba del Merval, que cerró en 31.888,79 puntos. El riesgo-país bajó ligeramente (-0,71), a 701 puntos básicos.

    Ámbito Financiero

    Rebotan bonos y acciones y cae el dólar

    Efecto G-20: bajó el riesgo país, rebotan bonos y acciones y el dólar vuelve a desafiar su piso oxígeno. Por la mejora de expectativas, los activos locales se treparon al cambio de clima que se consolidó con la tregua entre EE.UU. y China

    Al menos en lo financiero, la Argentina pareció comenzar a cosechar ayer lo sembrado en el G-20 tras sorprender con una prolija y esmerada organización, que generó las condiciones para posibilitar reuniones entre los principales líderes y tuvo como colofón principal la declaración formal de una tregua en la guerra comercial que venían ensayando las dos economías más grandes del mundo.

    Así lo sugieren el repunte superior al 3% que registró el peso contra el dólar, en una jornada en la que la tasa de interés local de referencia volvió a bajar y quedó a sólo 28 puntos de perforar el piso del 60% que le fijó prudencialmente el Banco Central (BCRA) para desalentar la dolarización.

    A esto se suman los avances de entre 1 y 2% que mostraron los bonos de la deuda (que hasta el viernes no encontraban compradores), con la consecuente baja en la tasa de riesgo país y el sólido rebote que mostraron las acciones argentinas que se operan en Wall Street.

    Aunque el recorrido de los activos argentinos se verificó en línea con el resto de los emergentes, en una jornada en la que se hizo notar en todo el mundo una menor aversión al riesgo, en el mercado aseguran que notaron un diferencial que relacionaron con la sorpresa que generó el desarrollo del encuentro en Buenos Aires y sus resultados.

    `El cambio de clima se había empezado a notar hace unos días, luego de que la Reserva Federal modificó su discurso y dijo que la tasa se encuentra cerca de lo que creen un nivel neutral. Esto quiere decir que, ya sea por presión de Trump o porque realmente así lo consideran, habrá menos subas de tasas que las esperadas. Pero si se afirmó fue por la sorpresa que generó la tregua sellada en la cumbre Trump-Xi Jinping. Esto modificó las expectativas, algo que la Argentina esta vez pudo capitalizar por la recuperación en la imagen del Gobierno`, evaluó Norberto Sosa, director de Invertir en Bolsa (IB).

    `Hay un cambio de humor inversor a nivel global que tiene que ver con eso y que indudablemente se reforzó con el ´alto el fuego´ entre Estados Unidos y China. La diferencia fue que la Argentina esta vez se pudo subir a él porque la lectura que se hizo globalmente del G-20 fue muy positiva`, valoró Leonardo Chialva, de Delphos Investment. El dato central fue la caída de $1,22 (de $37,72 a 36,50) en la cotización mayorista del dólar, que así perdió ya 6,6% en apenas seis ruedas y vuelve a coquetear con el piso de la banda móvil de flotación, ubicado en $36,14 para el día. Esto a su vez reubicó el valor promedio del billete para el público a $37,61, según el relevamiento del BCRA, es decir, a $2,36 del cierre de $39,97 que había promediado el lunes anterior.

    `La oferta de divisas estuvo muy activa por desarme de posiciones e ingresos desde el exterior. Esto causó la cuarta baja consecutiva (la mayor desde que se reinició esta corrección bajista), en una rueda en la que se negociaron US$709,5 millones`, describió Gustavo Quintana, de PR Cambios. `Se notó un buen ingreso de dólares por el mejor clima tras el G-20 en Buenos Aires`, coincidió Fernando Izzo, de ABC Cambios. Derrame sobre tasa y bonos

    El retroceso del tipo de cambio llegó en una jornada en la que la tasa de referencia interna, ese anabólico que apunta a generar mayor atractivo a las colocaciones en pesos, marcó un nuevo mínimo desde la puesta en marcha del nuevo programa monetario: cayó de 60,75 a 60,28% nominal anual, pese a que el BCRA intensificó su tarea de absorción al retirar otros $23.300 millones de circulación mediante la emisión de letras de liquidez (Leliq) a 7 días. Esto la dejó ahí nomás de perforar también el piso del 60% que precautoriamente le había fijado el BCRA para dar al mercado una señal de dureza, sostén que podría quedar removido desde hoy, si se confirmara otra baja en las expectativas de inflación.

     

    A este combo se agregó un rebote de hasta 2,7% en los bonos argentinos, que acumulaban varias semanas sin demanda, e hizo caer de 706 a 690 puntos la tasa de riesgo país, y alzas de hasta 7% en los precios de las acciones argentinas que cotizan en Wall Street. `No hay duda de que el envión externo por lo que sucedió en el G-20 reavivó la demanda por activos domésticos`, juzgó el analista Gustavo Ber.

    `Fue un día positivo en todos los aspectos para los mercados, con la tasa en Estados Unidos por debajo del 3% después de mucho y tiempo, lo que ayuda a que se vuelquen capitales a los mercados emergentes y a la Argentina, tras las promesas y acuerdos de inversiones pactados en el G-20`, evaluó Martín Saud, de Balanz Capital.ß ¿planetas alineados? 3,31% Bajó el dólar Se desvalorizó $1,22 el tipo de cambio mayorista, que cerró a $36,50 y quedó a solo 34 centavos de tocar el piso móvil de la banda de flotación. 47 Puntos de baja Fue el recorte de la tasa de referencia, que quedó en el 60,28% anual pese a que el BCRA siguió retirando pesos de circulación. Desafía el piso del 60% que le fijó el Central. 2,12% Cayó la tasa de riesgo país, de 706 a 691 puntos, por un rebote general de los bonos.

    El bcra sobrecumplió su meta monetaria El BCRA reportó ayer que, por segundo mes consecutivo, sobrecumplió en noviembre la meta pactada en el acuerdo con el FMI de no aumentar la base monetaria (BM), al mantenerla en un promedio mensual de $1.256.000 millones. Este indicador quedó así unos $14.500 millones (1,1%) por debajo del punto de partida del plan, establecido en $1.271.000 millones al comenzar octubre. Dicho nivel podría vulnerarse hasta 6% este mes y llegar hasta $1.353.061 millones para responder al pico que tiene la demanda de dinero por pago de aguinaldos y vacaciones. Sin embargo, el presidente del BCRA, Guido Sandleris, ya anunció que solo hará uso de esa opción si observa que las condiciones de mercado lo permiten. La base monetaria cerró así noviembre $4000 millones por encima del promedio que había registrado en octubre.

    La Nación

    Subas en todo el mundo

    Las principales plazas bursátiles del planeta recibieron con aumentos el acuerdo comercial alcanzado entre Trump y Xi Jinping al final de la cumbre del G-20 en Buenos Airtes el sábado. En Argentina bajaron el dólar y el riesgo país, y subieron la Bolsa y la soja.

    Reacción en los mercados

    El dólar bajó $ 1,15 y cayó el riesgo país por el swap con China

    También influyó la tregua entre Trump y Xi Jinping. Aumentó el precio de la soja y subió la Bolsa.

    El dólar descendió $ 1,15 este lunes a $ 37,61 y anotó su cuarta caída consecutiva en bancos, en línea con lo que pasó en la región y en el mundo tras conocerse la tregua a la guerra comercial por 90 días que pactaron en Buenos Aires los presidentes Trump y Xi Jinping.

    No fue el único efecto. Ayer también se hundió 26 puntos el riesgo país para perforar el piso de las 700 unidades, hasta ubicarse en 680 puntos básicos, según el JP Morgan.

    En este caso se atribuyó al swap de monedas con China anunciado el último domingo que fortalece las reservas del Banco Central en US$ 8.700 millones.

    La otra buena noticia vino por el lado de la soja que repuntó casi 1,5% al cerrar en US$ 332,44 la tonelada en Chicago. Las bolsas del mundo rebotaron. El Merval argentino subió 1,3%.

    Otro efecto de la tregua entre China y Estados Unidos es lo que ocurrió con el caso del petróleo cuya cotización en el caso del Brent, del Mar del Norte, y que se sigue como indicador en la Argentina, se fortaleció a los US$ 61,92.

    Esa es, precisamente, la cotización que se sigue para inversiones en Vaca Muerta.

    `Buen comienzo de semana para la Bolsa porteña que, impulsada por el éxito de la cumbre multilateral y a pesar de la apreciación de la moneda local, subió 1,35% con $ 778 millones negociados. Encabezaron las subas del panel líder Mirgor y Metrogas que subieron 6,41% y 5,88% respectivamente`, señaló el informe del grupo SBS.

    Por cierto, la baja del dólar fue más importante en Argentina que en el resto de la región. En Brasil, descendía un 0,8%, en México, un 0,5% y en Colombia, un 1,4%.

    Otro hecho que influyó positivamente en Argentina fue el refuerzo a las reservas del Banco Central a raíz del swap chino por el equivalente a US$ 8.7000 millones.

    Eso cambió la percepción de numerosos analistas. Lo mismo que el informe conocido ayer sobre el cumplimento de las metas por parte del Banco Central.

    A su vez el Banco Central informó que sobrecumplió la meta de emisión cero, algo que los mercados leyeron con tono muy positivo.

    En cuanto a las tasas en el mercado de dinero entre bancos el `call money` se operó en promedio al 58%.w EL NÚMERO 58% Fue el promedio que alcanzaron las operaciones del `call money`, la tasa del mercado de dinero entre bancos.

    Impacto. La Bolsa de Buenos Aires reaccionó con un alza de 1,3%. Y el dólar bajó casi 3%

    Clarín

    Página 1 de 189

    Consejos para evitar ser estafado Codigo de Buenas Prácticas Procedimiento ante cuenta bloqueada